El CEPLI presenta sus últimas “Guías de lectura” en la FLLIC 2012

En el marco de la FLLIC 2012 (Feria del Libro y la Lectura de Castilla-La Mancha) el CEPLI, por medio de su subdirector Santiago Yubero, ha presentado algunas de sus últimas guías de lectura

Lecturas Low Cost es una guía de selección de lecturas por edades. Una de las principales estrategias para la educación de los hábitos de lectura es seleccionar los libros adecuados para cada uno de los lectores. En el CEPLI hemos pensado que, en estos momentos de crisis, sería interesante añadir una variable más a la selección: que las lecturas tuvieran un bajo coste económico. Los libros son imprescindibles para el desarrollo personal y social, pero sabemos que, en muchas ocasiones, podrían ser más baratos, lo que, a priori, podría facilitar su adquisición. La guía incluye libros de calidad literaria, cuya lectura se sugiere por edades y cuyo coste no supera los diez euros.

¿Somos princesas? es una guía de lecturas en donde nos preguntamos, con aparente ingenuidad, qué significa ser mujer; para ello se han seleccionado libros de calidad donde la protagonista es una mujer, cuyas historias muestran cómo vive distintas situaciones, cómo resuelve los conflictos y cómo transcurre el día a día de una mujer, dejando al descubierto situaciones que no favorecen la igualdad.
Antes incluso del nacimiento, el padre y la madre piensan en el bebé de manera distinta si es varón o mujer. Visualizan su futuro y hasta imaginan planes diferentes para él o ella. Desde las primeras nociones de género, los niños y las niñas comienzan a adquirir rasgos, características y comportamientos asociados con lo que su cultura considera propio de uno u otro sexo, es decir que van elaborando su identidad de género conformando sus creencias sobre cómo es y debe ser cada uno de ellos. Leer es una fuente de placer y aprendizaje, y también un vehículo privilegiado para transmitir actitudes y valores que construyan estilos de vida más igualitarios.

Las Guías de “lectura integrada” están diseñadas para aplicarlas en contextos no escolares (bibliotecas, ludotecas, centros sociales, asociaciones, etc.), donde suelen acudir niños y niñas de diferentes edades y, por tanto, con diferentes grados de competencia lectora. Por este motivo, es importante plantear lecturas y actividades que atiendan las necesidades y expectativas de grupos heterogéneos de participantes. La estructura metodológica que siguen estas guías permite trabajar de forma simultánea con niños de diferentes edades.
Tanto las lecturas que se proponen, como las actividades a desarrollar, están estructuradas en función de tres niveles de comprensión lectora: primeros lectores (hasta 6 años); lectores intermedios (de 7 a 9 años) y lectores avanzados (a partir de 10 años), aunque debe ser el mediador el que seleccione los niveles de profundización en el contenido simbólico de las historias, ajustándolas a las características específicas y a las situaciones particulares de los niños. Cada guía propone la lectura de tres álbumes ilustrados, uno por cada tramo de edad, relacionados todos con un mismo tema. Los álbumes seleccionados se caracterizan por su gran calidad literaria y artística; pero, además, son textos que a partir de un cuidado lenguaje estético presentan una propuesta crítica para analizar y juzgar la realidad que reflejan. La estructura metodológica de aplicación de las guías está basada en el aprendizaje cooperativo, de manera que se han de cuidar la interdependencia positiva entre todos los participantes y conseguir una interacción motivadora.

Sabemos que existen diferencias entre saber leer y ser lector, pero ambas forman parte de sendos procesos de aprendizaje. Saber leer necesita de una descodificación correcta de los símbolos escritos, pero ser lector exige, además, reflexión, pensamiento y análisis crítico, personalización del texto y disfrute de la lectura, cualidades que entrañan dificultad y exigen un esfuerzo continuado.

Las guías de lectura solo son un instrumento más en las manos del mediador para facilitar la construcción del hábito lector. En general, aportan información sobre lecturas recomendadas o proponen actividades, que pueden y deben despertar el interés en el destinatario y motivarle a leer. El fin principal de todas estas guías es conseguir el refuerzo y la motivación del leer por leer y disfrutar de la lectura; aunque pueden perseguir también otros objetivos, en los que el diálogo establecido entre el lector y los libros nos permita desarrollar, a la vez que fortalecer valores como la igualdad, la convivencia y la tolerancia e, incluso, desarrollar determinadas habilidades y competencias.

El CEPLI a lo largo de su trayectoria ha publicado distintos tipos de guías de lectura, que han demostrado su eficacia en el marco de proyectos nacionales e internacionales. La Fundación de Ayuda contra las Drogas (FAP), el Instituto de la Mujer, la Fundación Nacional de Síndrome de Down, CONACULTA de México o el Plan Nacional de Lectura de Argentina han utilizado distintas guías elaboradas por los especialistas del CEPLI.

ima_41222gryyc

ima_41222bbdbn

2016-11-08T13:38:37+00:00 noviembre 9th, 2012|Noticias|Sin comentarios